Técnicas Reunidas obtuvo un beneficio neto de 35 millones de euros en el primer trimestre, lo que supone un incremento del 7,8% respecto al mismo periodo del año anterior.

El beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 40 millones, un 6,7% más.

La cifra de negocio descendió un 10,7% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta 691 millones de euros, impulsada por las ventas relacionadas con los proyectos adjudicados el año anterior.

A finales de marzo, la cartera de Técnicas Reunidas alcanzó un nuevo récord de 6.616 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 35% sobre un año antes, principalmente por el proyecto de la refinería de Volgogrado adjudicado por Lukoil en Rusia en 2013 y por el alto volumen de adjudicaciones recibidas en 2012.