Swiss Life Holding ha anunciado una caída del 91% en el beneficio neto del primer semestre debido a la ausencia de unas importantes ganancias por inversiones que inflaron los resultados del año anterior. La compañía dijo también que va a comenzar un ambicioso programa de recorte de costes.
La aseguradora con sede en Zúrich dijo que el beneficio neto de los seis primeros meses cayó a 142 millones de francos suizos, o 133,6 millones de dólares, frente a los 1.640 millones de francos de un año antes. El dato estuvo por debajo de los 162 millones de francos que esperaban los analistas.

Swiss Life también indicó que quiere eliminar unos 520 empleos en Suiza en los próximos tres años, como parte de un plan de eficiencia y recorte de costes con el que pretende ahorrarse hasta 400 millones de francos en 2012.