La aseguradora Swiss Life anunció hoy que su beneficio neto en 2010 se duplicó hasta alcanzar los 560 millones de francos suizos (438 millones de euros), frente a los 277 millones del ejercicio anterior.
Esto a pesar de que sus entradas por primas bajaron ligeramente debido a la apreciación de la moneda helvética frente a las principales divisas.

La facturación por primas totalizó los 20.190 millones de francos (15.800 millones de euros) el año pasado, frente a los 20.220 millones en 2009.