Iba a ser la mayor privatización de la historia de España y, por el momento, se ha quedado en un sueño. El ministerior de Economía ha suspendido el proceso sine die por no "darse las circunstancias adecuadas de mercado". Aunque la realidad "es que la demanda se prevé tan débil que cuestiona el éxito de colocación", reconoce Inverseguros en su último informe.
Según informó ayer noche el Ministerio de Economía, el proceso de privatización parcial del 30% de LAE ha sido suspendido sine die. Entre las razones esgrimidas se alude a que “no se dan las condiciones adecuadas de mercado para garantizar unos ingresos que reflejen su valor”.

La valoración de Inveseguros que es es una "sorprendente decisión no por la justificación de la misma, totalmente razonable, sino porque hasta hace sólo unos días se daba por segura". De hecho, el inicio esta misma semana de una importante campaña publicitaria a nivel nacional así como diversos actos promocionales en distintos puntos del país, parecían apuntar a todo lo contrario.

La realidad es que la demanda se prevé tan débil que cuestiona el éxito de la colocación, que no de la oportunidad que podría suponer en función del descuento. De hecho, hoy teníamos previsto emitir una nota valorativa iniciando cobertura de la compañía con una valoración preliminar que nos hacía ver hasta un descuento del 40% respecto a lo que pensamos es su fair value, tomando como referencia el rango medio publicado por la prensa. Así pues, creemos que lo más probable es que el proceso de book building estuviera resultando desastroso por la dificultad de alcanzar el objetivo de obtener hasta 8.000 Mn € que algunos medios apuntaban. Otros motivos no menos importantes son el rechazo frontal del principal partido de la oposición, el conflicto existente con los puntos de venta y el anuncio de medidas legales por parte de algunos representantes del mercado no reservado.