El grupo franco-belga Suez ha propuesto al nuevo Gobierno francés cambiar la fórmula del proyecto de fusión con Gaz de France (GDF) y ser él quien lanzaría una oferta sobre el grupo gasístico estatal como opción para salvar algunos obstáculos y materializar la operación.
La revelación, hecha hoy por "Le Figaro", de esta hipótesis provocó la reacción de Suez, que aseguró que no ha tomado ninguna iniciativa para forzar al Ejecutivo a acelerar la toma de una decisión sobre la fusión, pero sin negar la realidad de esa propuesta. La compañía franco-belga reiteró que la fusión con GDF sigue siendo "el mejor esquema industrial", en la línea con su línea oficial de los últimos meses, que ha negado la búsqueda de alternativas para el caso de que esa concentración sea finalmente abortada. Según "Le Figaro", Suez ha sugerido al nuevo Gobierno del recién elegido presidente francés, Nicolas Sarkozy, lanzar una oferta pública de adquisición sobre GDF, en lugar del esquema inverso previsto hasta que la operación quedó congelada el pasado mes de diciembre hasta la segunda mitad de este año. De esa forma, la compañía gasística estatal no aparecería como el salvador de Suez ante el riesgo de que fuera absorbida por el grupo italiano Enel, que había manifestado su interés. Además, GDF no tendría que abonar un euro por acción de Suez, a cambio de un canje de títulos a razón de uno por uno. Una fuente citada por "Le Monde" aseguró que esta opción es consecuencia de que se había pedido a Suez que volviera a examinar todas sus posibilidades y que no fue una propuesta espontánea de Suez. El primer ministro francés, Francois Fillon, había advertido la semana pasada que aunque no rechaza el proyecto de fusión de GDF con Suez "hay otras opciones" que quiere analizar y que "no hay urgencia para decidir", sino que hay tiempo hasta finales de junio o comienzos de julio.