El mercado estadounidense hace ojos ciegos a la incertidumbre que tiñe de rojo Europa. Los inversores compran riesgo made in USA a la espera de que Ben Bernanke comparezca ante el Senado para dar su visión sobre la economía y tras conocerse que el precio de la vivienda vuelve a subir a niveles anteriores a la crisis. Con este telón de fondo, el Dow Jones suma un 0,51% hasta los 13.854 puntos, los del S&P 500 un 0,47% y los del Nasdaq un 0,36%. En el mercado de divisas, el euro-dólar roza de nuevo los 1,31 dólares.

Los índices estadounidenses rebotan pese a que Europa es asolada por las preocupaciones por el proceso electoral en Italia. La victoria del centro-derecha de Berlusconi en el Senado, y la del centro-izquierda en la Cámara baja hacen del país una potencia ingobernable. Pero a los inversores de Wall Street parece no importarles. Los índices suben, el Dow Jones busca recuperar los 14.000 enteros y el S&P 500 romper la resistencia de los 1.500.

Además, Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal, comparecerá en el Senado en una semana en la que puede entrar en vigor el denominado secuestro presupuestario si demócratas y republicanos no alcanzan un acuerdo antes del viernes y EEUU cae por el precipicio fiscal. Las palabras del presidente del banco central cobran especial protagonismo después de que las actas de la última reunión del FOMC mostraran una mayor división entre los partidarios de mantener las políticas monetarias laxas y los retractores de prolongar su efecto.

Entre los sectores que hoy contribuyen al optimismo está el inmobiliario, después de que el índice S & P Case-Shiller de precios de casas para el cuarto trimestre de 2012 haya mostrado un avance del 6,8%, niveles de crecimiento anteriores a la crisis (de 2006). Además, hoy también se conocerán los datos sobre las ventas de casas nuevas.

En el lado corporativo, La cadena minorista de tiendas por departamentos Macy´s reportó el martes ganancias trimestrales mayores a las esperadas por las sólidas ventas en la temporada de fin de año y pronosticó que sus ventas comparables volverán a crecer este año. Sus acciones se disparan un 3,69%.

También la minorista de útiles para el hogar Home Depot reportó fuertes resultados del ejercicio 2012, proporcionando la última evidencia de una recuperación en el mercado inmobiliario. Con todo, la compañía estadounidense ha decidido elevar su dividendo trimestral un 34%, hasta 39 centavos por acción. Los inversores lo celebran elevando el valor un 5,10%.