Wall Street continúa con las subidas que recuperó ayer tras una semana de pérdidas descontroladas. Además, el S&P 500 se coloca en esta apertura por encima del nivel psicológico de los 1.600 puntos y el Dow Jones superando los 14.800. Niveles psicológicos que dan esperanzas. Y en el Nasdaq 100 desde Renta 4 avisan que "es bastante probable que esté formando una estructura alcista que nuevamente vuelva a máximos anuales, para bajar de nuevo (por las señales de techo a medio temporal a medio plazo que en abril se generaron) generando así una estructura correctiva más compleja". Pero, ¿responden estas subidas a que los inversores han recapacitado o que celebran el empeoramiento del dato de PIB? Pues hoy EEUU ha revisado su dato de PIB del primer trimestre en 6 décimas (lectura anterior 2,4%), hasta el 1,8%.

Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de inversión, explica que “ka coincidencia entre la caída de los mercados y el comunicado de la Reserva Federal ha llevado a ligar la corrección a una posible retirada progresiva de los estímulos monetarios. Sin embargo, atendiendo al comunicado y la rueda de prensa de Bernanke y, teniendo en cuenta la retórica que emplean, no encontraremos diferencias sustanciales con los mensajes lanzados con anterioridad. A la vez, si atendemos al movimiento del mercado en su conjunto y ganando un poco de perspectiva podemos apreciar que su impacto es limitado y todavía nos encontramos en zona de euforia si atendemos a nuestro índice de posicionamiento de mercado”. (Ver: fundamentos y precios van en la misma dirección)

El lado empresarial llega representado por General Mills, que cede un 0,97% - hasta los 47,82 dólares – después de que ayer la compañía anunciara su beneficio trimestral con una mejora de las perspectivas para 2014.

Otras compañías que se confesarán ante el mercado hoy son Bed, Bath & Beyond (+1,13%), Monsanto (-0,74%) y Paychex (+0,35%).