La agencia de calificación crediticia Standard & Poor´s (S&P) eleva la perspectiva del rating de Repsol YPF de 'estable' a 'positiva'.
Repsol "ha mejorado su posición de reservas y pensamos que mejorará probablemente su producción futura, dado el número de proyectos actualmente en desarrollo", afirma S&P sobre la petrolera. Por ello mantiene en 'BBB' (nota media dentro de la calidad aceptable) y en 'A2' (calidad buena), la calificación a largo y corto plazo de la compañía.

S&P subraya que el grupo presidido por Antonio Brufau ha aupado su posición financiera en 2010 y considera que, una vez revisada la perspectiva y en función del desarrollo de los conflictos en el Norte de África, podría alzar en una nota el rating de la compañía petrolífera durante los doce próximos meses.

La cotización de Repsol cayó hoy 1,94%, por lo que el precio de su acción baja a 23,75 euros.