La agencia internacional de medición de riesgo Standard & Poor's (S&P) confirmó hoy las calificaciones ("ratings") de crédito soberano "AAA" a largo plazo y "A-1+" de España, cuya perspectiva es "estable". En un comunicado difundido desde su sede en Londres, S&P afirma que los "ratings" reflejan la "fuerte posición fiscal de España, que está apoyada por el control del gasto, el declive del pago de intereses y el buen estado de los ingresos". No obstante, la agencia advierte de que "el superávit general de años recientes se moderará a medio plazo, dado que el crecimiento boyante de los ingresos se debilita junto a la economía". Según S&P, el enfriamiento de los sectores inmobiliario y de la construcción hará que el crecimiento de la economía española descienda hasta el 2% antes de 2009, en comparación con el 3,9% que se prevé para 2007. La nota subraya también que un "cambio brusco" en los precios de las casas, los tipos de interés o el empleo "podría poner en peligro las perspectivas de crecimiento de España dado el elevado nivel de deuda del sector privado".