El banco inglés Standard Chartered planea ampliar capital en 3.260 millones de libras para impulsar sus ratio de capital, en un momento en el que va a entrar en funcionamiento una nueva normativa al respecto.
El banco, con sede en Reino Unido pero centrado en Asia, planea ofrecer una nueva acción por cada ocho existentes a un precio unitario de 12,80 libras, o 156,82 dólares de Hong Kong para los accionistas asiáticos.

Ese precio por acción supone un descuento del 33% respecto al precio de cierre de los títulos el martes en Londres, de 19,085 libras, y del 32% respecto a los 230 dólares de Hong Kong a los que finalizaron.