La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's decidió hoy retirar la "vigilancia con implicaciones negativas" sobre la nota de la deuda pública de Grecia, actualmente situada en 'BBB+', al tener en cuenta las medidas de ajuste adicionales aprobadas por el Gobierno heleno el pasado 5 de marzo, aunque rebajó la perspectiva del 'rating' de Grecia a 'negativa'.