La agencia internacional de evaluación de riesgo Standard & Poor's (S&P) anunció hoy que podría reducir la calificación de deuda a largo plazo de Iberdrola y de su filial Scottish Power si la primera no consigue completar a tiempo la oferta pública de suscripción (OPS) de Iberdrola Renovables. S&P advirtió de que probablemente tendría que rebajar una categoría sus calificaciones de deuda a largo plazo si no se cumple la fecha de culminar esa OPS el 11 de diciembre.
Standard & Poor's señaló en un comunicado que, si el plazo se cumple, mejorará a estable la vigilancia negativa de la deuda a largo plazo de Iberdrola y su filial británica, cuya deuda a largo plazo cuenta con una calificación de "A-". La agencia señaló hoy que de momento mantiene bajo vigilancia negativa el crédito a largo plazo de Scottish Power después de pasar a esa misma categoría el lunes la deuda a corto y largo plazo de Iberdrola, en "A" y "A-", respectivamente, por la revisión del plan estratégico para el periodo 2008-2010. "Las calificaciones de Scottish Power reflejan las de Iberdrola", dijo la analista de Standard & Poor's Ana Nogales, de ahí que el resultado de la OPS de Iberdrola Renovables afecte a ambas. S&P también confirmó hoy la calificación de "A-2" para la deuda a corto plazo de Scottish Power. Iberdrola Renovables pondrá en el parqué un 20% de su capital el próximo 13 de diciembre a un precio de entre 5,3 y 7 euros por acción, lo que sitúa el valor de la compañía completa en una horquilla de 22.388 y 29.568 millones de euros y el de ese porcentaje entre 4.477 y 5.913 millones.