Standard & Poor's (S&P) ha acordado mantener sin variación los 'rating' de Catalana Occidente y de sus filiales, gracias a la fortaleza de sus resultados operativos, informó hoy la agencia de calificación crediticia. No obstante, la firma sitúa los 'rating' bajo perspectiva negativa por la falta de posición competitiva del grupo en el mercado español más allá de los seguros de crédito y ante la posibilidad de que registre pérdidas en su negocio de crédito. Asimismo, S&P advierte de que el continuo deterioro de la economía española durante 2009 podría ejercer mayor presión sobre los resultados y la adecuación de los niveles de capital, ya que podría debilitar la solvencia.