Standard & Poor's advirtió hoy de que los 'rating' de los principales bancos europeos se encuentran "bajo presión", ya que algunas entidades se enfrentan a condiciones "de especial dificultad" a corto plazo, así como a la posibilidad de que las turbulencias financieras afecten los modelos de negocio. "Aunque los préstamos siguen comportándose bien, diversos bancos europeos han sufrido amortizaciones en varios valores de renta fija y exposiciones de apalancamiento", dice en un informe la analista de S&P Michelle Brennan, quien además resalta que algunas entidades han tenido que aumentar su capital ante las presiones de liquidez.