El fabricante de móviles Sony Ericsson anunció el viernes un ligero beneficio neto en el primer trimestre, tras varios trimestres de pérdidas, ayudado por nuevos productos y unos mayores márgenes tras los recortes de costes realizados.
Sony Ericcson registró un beneficio neto entre enero y marzo de 21 millones de euros, frente a una pérdida de 293 millones de euros en el mismo período de 2009.  Los analistas esperaban una pérdida de 128 millones de euros.

Sony Ericsson, una sociedad conjunta entre la sueca L.M. Ericsson Telephone y la japonesa Sony, mantuvo su anterior previsión para un ligero crecimiento en el mercado global de teléfonos móviles en 2010.

Sony Ericsson no obtenía un beneficio neto desde el segundo trimestre de 2008. En el último año ha reducido costes mediante un recorte de empleos.