Banco Santander publicará el jueves unos resultados trimestrales que probablemente serán sólidos, pero podría sanear su balance antes de otro año difícil en el mercado español y en el extranjero, señalan los analistas. El segundo mayor banco europeo por capitalización bursátil, por detrás de HSBC Holdings, anunciará un incremento del 9,8% en su beneficio neto del cuarto trimestre, a 2.130 millones desde 1.940 millones un año antes, según la media de un sondeo de Dow Jones Newswires con ocho analistas. La entidad, especializada en banca comercial, reiteró el pasado 28 de octubre, en la presentación de resultados del tercer trimestre, su objetivo de lograr un beneficio neto de 8.880 millones. En los nueve primeros meses obtuvo un beneficio de 6.740 millones.