Solaria encabeza las ganancias del Mercado Continuo, mientras que Duro Felguera protagoniza el mayor descenso después de que ambas compañías presentasen ayer sus cuentas.  La primera casi duplicó sus beneficios, mientras que la segunda perdió 11,5 millones de euros en los primeros nueves meses del año.

Al cierre de la sesión de ayer, Solaria comunicó a través de un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que entre enero y septiembre obtuvo un beneficio neto de 5,6 millones de euros, un 91% más que en los nueve primeros meses de 2016.

Las ventas netas del grupo alcanzaron los 22,27 millones de euros, un 86% más, al tiempo que el ebitda, se elevó un 70%, hasta los 18,29 millones.

La compañía ha subrayado que el incremento de las ventas se debe fundamentalmente al cambio en el perímetro de consolidación del grupo, originado por la incorporación de los parques fotovoltaicos mencionados anteriormente.

Al mismo tiempo, Solaria ha destacado que estos resultados son muy superiores a los 12 millones de euros de ventas netas, 10,74 millones de ebitda y 2,93 millones de resultados en el mismo periodo del ejercicio anterior.

 

 

Así, el mercado premia las cuentas de Solaria con una subida en torno al 4%, hasta los 1,47 euros por acción.

En el acumulado anual, la revalorización de Solaria supera el 88%.

La buena marcha de la compañía se ve reflejada en los indicadores técnicos de Estrategias de Inversión, que dan a Solaria una puntuación de 9 sobre 10. La tendencia es alcista tanto en el medio como en el largo plazo y una volatilidad decreciente en ambos periodos.

 

 

Caso contrario es el de Duro Felguera. Hoy lidera los descensos del Mercado continuo, al ceder en torno a un 6%, hasta los 0,47 euros por acción, después de que también ayer al cierre de la sesión presentase sus resultados.

Durante los primeros nueve meses de 2017, la ingeniería asturiana ha perdido 11,5 millones de euros, volviendo a los números rojos. Y es que en el mismo periodo del año anterior, duro Felguera ganó 1,5 millones de euros.

En su informe remitido a la CNMV Duro Felguera explica que la reducción se produce por el descenso del ebitda  de las líneas de Mining & Handling y Fabricación, al impacto de las diferencias negativas de cambio que ascienden a 6,3 millones de euros y a los costes de restructuración que alcanzan 2,9 millones de euros.

El ebitda hasta septiembre se sitúa en 2,9 millones de euros, lo que supone una reducción del 87% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior.

 

 

Duro Felguera ha reconocido que “la actividad de la compañía, tanto a nivel comercial como operativo, se está viendo afectada negativamente por el proceso de refinanciación. En particular, la falta de disponibilidad de líneas de riesgo está limitando la nueva contratación y dificultando el avance de los proyectos en cartera”.

La cartera del grupo, se ha visto negativamente afectada por la eliminación de cuatro proyectos que suman 918 millones de euros. Así el importe actual de la cartera, que asciende a 1.306 millones de euros, asegura 1,8 años de actividad considerando las ventas de 2016.

Envuelta en un proceso de reestructuración de su deuda, que incluye la firma de un acuerdo de prórroga con sus entidades acreedoras hasta el 15 de enero de 2018, Duro Felguera pierde un 58% de su valor en el mercado desde enero.

Los indicadores técnicos de la zona premium de EI dan a Duro Felguera una puntuación de 0, compañía que se encuentra en fase bajista con una volatilidad decreciente tanto a medio como a largo plazo.