China debería centrarse en impulsar la demanda interna en vez de permitir que su moneda se aprecie para mejorar el comercio globa, ha recomendado el magnate mexicano, Carlos Slim.
Durante una entrevista en Nueva York, Slim también dijo que las devaluaciones competitivas “no tendrán éxito” y podrían desencadenar la inflación de permanecer altos los precios de las materias primas.

“Si los salarios en China suben y la gente trabaja menos,  tendrá más tiempo y más dinero para gastar”, dijo Slim, el
hombre más rico del mundo según la revista Forbes. “Esta demanda interna también ayudará a otros países del mundo”.