Matt King ha advertido que podría haber una década de desaceleración económica en caso de que se produzca un impago por parte de España e Italia de sus deudas.

“Si se dejar caer a Italia y a España en default, habrá diez años de depresión en Europa” ha afirmado el director global de estrategia de Citigroup, en declaraciones a la CNBC.

La zona euro una vez más parece en peligro debido a las turbulencias del mercado después de que Francia, la segunda economía más importante de la región, haya sido el último país que ha tenido que hacer frente a las especulaciones sobre una posible rebaja de la calificación de su deuda y de que las acciones de sus bancos cayeran con fuerza.

Los decepcionantes datos económicos publicados el viernes muestran que el crecimiento económico francés fue de cero en el segundo trimestre de 2011, lo que ha aumentado la presión sobre el presidente Nicolas Sarkozy.

Este dato siguió a un aumento del 0,9% del crecimiento en el primer trimestre. La disminución del consumo doméstico fue citado como el principal factor en la falta de crecimiento.

"Los rumores siguen girando alrededor de Francia" ha dicho John Wraith, estratega de renta fija de Bank of America Merrill Lynch Global Research. "Todos los países de la zona euro están siendo arrastrados a este torbellino, debido a que la situación se está agravando en la periferia".

La venta masiva de acciones que se inició el viernes ha llevado a prohibir los cortos en Francia, Italia, España y Bélgica durantes al menos quince días.

Moorad Choudhry del Royal Bank of Scotland, que no quiere estar en bancos franceses, ha dicho que “tenemos gobiernos que están gastando más allá de sus posibilidades y la prohibición de cortos es irrelevante y no tiene sentido”.

“Hay un montón de dinero en el mundo y tiene que encontrar un sitio” ha añadido el analista.