Prosigue la ralentización del proceso para la explotación del yacimiento en Nequén por parte de Chevron e YPF. La jueza federal María José Sarmiento abrió el proceso de un amparo judicial que se planteó por parte de opositores, para evitar que se llevase a cabo el acuerdo planteado por ambas compañías contra la explotación del yacimiento de Vaca Muerta. Además, la jueza indicó que Argentina, a través del Poder Ejecutivo, presente un informe de todos los puntos del convenio en los próximos 5 días.
Por otro lado, la magistrada, no quiso frenar la exploración del yacimiento petrolífero como le pedía la oposición como medida cautelar. La medida es una acción de amparo planteada por la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas de la Patagonia (AAAAP), según publica el diario Clarín, y que se enfrenta al “fracking” o “fractura hidráulica”.

“Al no existir estudios de impacto ambiental el sistema elegido es inviable y deberá detenerse hasta que se pueda determinar si el mismo es viable o no respecto del ambiente”, expuso la jueza en su resolución.

En este sentido, la magistrada no consideró que se paralizara la explotación como medida cautelar al considerar que esa opción es “prematura”, dado que “no existe ningún peligro inmediato que deba resguardarse”, según declaraciones que recoge el rotativo argentino.

El organismo que había interpuesto la demanda había indicado que “se vuelve inerte el recurso natural tierra sin excepciones, agota el agua, contamina la zona en su tierra, en su agua y en su vida toda para el presente y para el futuro”.