Las grandes entidades financieras pierden posiciones a pasos agigantados y arrastran al Ibex 35 por debajo de los 8.600 puntos. Preocupa especialmente la situación de Santander, valor que se acerca peligrosamente a soportes.


A estas horas, el Banco Santander es el valor más penalizado del Ibex 35, se coloca en la parte más baja del selectivo perdiendo un 4,07% hasta los 5,77 euros. ¿Las razones? La primera, el comienzo de la cotización de las nuevas acciones provenientes de la ampliación de capital para hacer frente al canje de las participaciones preferentes. 802.171 acciones nuevas (3,84% del capital) han comenzado a cotizar hoy diluyendo el capital existente, algo que no ha sido acogido con gratitud por los ya accionistas. Pero, como dice el refrán, ‘si no quieres sopa, toma dos cazos’. Ayer la agencia de calificación Fitch amenazó con rebajar el rating de esta entidad, al igual que el de BBVA, La Caixa y Popular. La calificadora de riesgos basa su decisión en el aumento de la incertidumbre económica del país.

Técnicamente, Miguel Pareja, gestor de cartera de Bolsa3 SV, indica que “los 5,50 euros son la referencia clave. Los inversores podrían mantener los títulos mientras no pierda este nivel”. En cambio, “la pérdida de los 5,50 euros determinaría búsqueda de niveles de 5 euros y aquí incluso sería menos flexible para pensar en el lado alcista, que llegará con precios de cierre por encima de 6.50-6.60 euros”, explica Roberto Moro, analista de Apta Negocios. En caso de que el Santander se recupere a lo largo del año, “en niveles de 7-8 euros, el valor volvería a encontraría una fuerte barrera por antecedentes históricos”.

GRÁFICO BANCO SANTANDER:




BBVA
también se resiente de las amenazas de Fitch y retrocede un 2,93% hasta los 6,63 euros. Roberto Moro indica que “tiene una importante zona de soporte en los 6 euros, cuya pérdida nos haría ver la pérdida de 8.100 del Ibex 35 y estaría dirigida a una corrección que no se frenaría en 5.50, sino que le llevaría al valor a los 5 euros”. A corto plazo, “hasta que no veamos precios de cierre por encima de los máximos relativos que para BBVA es la zona de 6.85 euros, no transmite ninguna confianza compradora”. De hecho, ayer, tras el rebote experimentado por la tarde, cerró por debajo de dicho nivel ‘trampolín’, en los 6,83 euros.

GRÁFICO BBVA:




Estas caídas en los grandes bancos arrastran sin remedio al Ibex 35. El selectivo, una hora después de la apertura de sesión, pierde un 1,67% hasta los 8.586 puntos. Aún así, Manuel Domínguez-Blanco, Director General de TechDivisas y socio de LMAX, indica que "la línea de tendencia lateral, de momento, la ha respetado. Hay un soporte entorno a los 7.800/8.000 puntos que invitan al optimismo. Aparte de la línea de tendencia lateral, tenemos una divergencia muy potente que puede anunciar un fuerte rebote. De cara a este año, nosotros descontamos un retraso a los 9.000 puntos y tan sólo seremos alcistas a partir de los 10.000.”

GRÁFICO IBEX 35: