Santander, primer banco español, ha obtenido un beneficio neto en los nueve primeros meses del año de 6.740 millones de euros, frente a los 6.720 millones previstos por los analistas y los 6.940 millones de 2008. El ratio de mora crece hasta el 3,03%, frente al 1,71% del mismo periodo del año anterior.

Banco Santander obtuvo un beneficio neto atribuido de 6.740 millones de euros, lo que supone un 2,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El banco resaltó que en un entorno económico desfavorable ha sido capaz de generar fuertes resultados, que le permiten mantener su previsión de cerrar el ejercicio 2009 con un beneficio neto similar al anterior, 8.876 millones de euros, así como su política de dividendos.

La tasa de mora de la entidad se situó en el 3,03% en los nueve primeros meses del año, con un tasa de cobertura del 73%. El banco explicó que el crecimiento de este ratio se ha desacelerado por segundo trimestre consecutivo y la cobertura ha aumentado por primera vez desde 2006.

El banco realizó unas dotaciones para insolvencias de 7.200 millones de euros, un 54% más, con cargo a los resultados del ejercicio de los nueve primeros meses del año. El fondo de provisión para insolvencias genéricas acumula 7.469 millones.

El margen de intereses alcanzó los 19.478 millones, un 24,3% más, el margen bruto se situó en 29.371 millones, un 15,6% más y el margen neto logró 17.232 millones, un 21,7% más.

Los créditos a la clientela de la entidad alcanzaron los 670.059 millones de euros, un 10,9% más, mientras que los recursos de clientes gestionados se situaron en 866.879 millones de euros, un 4,5% más.