Sacyr Vallehermoso destinará los 1.955 millones de euros que obtenga por la venta de su 33,3% de Eiffage a cancelar la deuda del grupo asociada a la compra de esta participación, que a cierre del pasado año sumaba 1.713 millones de euros. La compañía que preside Luis del Rivero ya ha anunciado también su intención de destinar el importe que obtenga de la próxima colocación en bolsa de su filial de concesiones Itínere (un máximo de unos 2.000 millones de euros) a amortizar la deuda corporativa (la atribuida directamente a la matriz), cifrada en unos 1.646 millones. Estas dos operaciones permitirán así al grupo de construcción y servicios reducir el total de su deuda financiera neta, que cerró 2007 en un monto de 19.726 millones de euros.