La inmobiliaria Reyal Urbis brilla en el mercado con una revalorización del 18%, la mayor del Continuo, tras anunciar ayer el inicio junto con los bancos la comercialización del 'macroproyecto' Paseo de la Castellana, que prentende esté activo en septiembre de 2012.
Reyal y las entidades financieras con las que promueve el 'macroproyecto' comercial y de oficinas del Norte del Paseo de la Castellana de Madrid han comenzado a comercializar los espacios de los nuevos edificios, que prevén que estén listos y operativos en septiembre de 2012.

La sociedad creada por la inmobiliaria y los bancos Santander, BBVA, Bankia y Banco Sabadell han encomendado a Aguirre Newman y Cushman & Wakefield la comercialización de los dos edificios de oficinas y a Grove la del centro comercial. El proyecto abarca una manzana a la altura del número 200 de la Castellana, uno de los principales ejes de negocios de la capital. El complejo, controlado al 51% por dichas entidades financieras, suma en esta primera fase de desarrollo 30.000 metros cuadrados de superficie comercial y de oficinas. La segunda parte supondrá la construcción de un hotel.

El calendario de ejecución contempla que el segundo inmueble de espacio para empresas esté listo en marzo de 2012 y que en mayo del próximo año concluyan los trabajos del centro comercial. De esta forma, concluiría la primera parte de un proyecto que Reyal Urbis presentó en noviembre de 2006 con una inversión de unos 350 millones de euros y que en septiembre de 2009 se paralizó por los problemas de deuda que afrontaba la compañía.

Tras una refinanciación del pasivo y un acuerdo con los principales bancos acreedores, que tomaron el 51% del proyecto, las obras del complejo se retomaron en diciembre de 2010.