Retrasar el periodo de jubilación anticipada de los 62 a los 65 años tendría más repercusión a corto plazo que el retraso de la jubilación a los 67 años, según ESADE.
Según un informe de ESADE, del cual se hace eco Europa Press, si se retrasara la franja de edad para las jubilaciones anticipadas de los 62 a los 65 años tendría mayor repercusión a corto plazo que la decisión del Gobierno de aumentar la edad de jubilación obligatoria de los 65 a los 67 años.

Entre otros parámetros que se pueden modificar para hacer que el actual sistema de pensiones sea "algo sostenible", mencionan la ampliación gradual del periodo de cálculo de la base reguladora, de manera que se incluya toda la vida laboral, y hacia el aumento progresivo de la edad de jubilación.

Si desea conocer más sobre planes de pensiones, suscríbase a nuestra revista aquí.