Repsol YPF y su participada Gas Natural exigen a la empresa estatal argelina Sonatrach indemnizaciones por, al menos, 300 millones de euros debido a la ruptura unilateral del proyecto gasístico en Argelia Gassi Touil del que las españolas tenían un 65%, segun publicó Expansión citando fuentes del sector energético. El Gobierno argelino paralizó a principios de septiembre el contrato con las españolas, las cuales intentan recuperar, al menos, la inversión realizada. Sonatrach también anunció que pedirían indemnizaciones a las españolas, con las que firmó el contrato en 2004, por los retrasos en el proyecto de unos 7.000 millones de euros, de los que culpó a las españolas. El conflicto está actualmente en manos de un tribunal de arbitraje en Ginebra. Argelia aporta el 30% del gas que llega a España, lo que unido a los altos precios del gas, sitúan a Sonatrach en una posición de fuerza en cualquier conflicto con España.