Los síntomas en los indicadores semanales son extremos, no vistos desde las caídas de 2008. Estructuralmente el precio completó una formación de doble techo en el medio plazo, según el último informe de Renta 4

REPSOL: Estructuralmente el precio completó una formación de doble techo que en el medio plazo le proyecta teóricamente a cotas inferiores de 12€, no obstante las reversiones en los indicadores y esta extrema situación no sugieren una continuación de las caídas.



Esperaríamos una fuerte reacción alcista en próximas semanas, con resistencia en 17,5€ antes de completar cualquier proyección bajista.
Recomendación: COMPRAR.