Roberto Moro, analista de Apta Negocios, reconoce que difiere de la recomendación de muchos analistas sobre Repsol “porque ha estado ya muy cerca de sus máximos y precisamente por esto no me parece que pueda tener un gran recorrido”. De hecho, dice que “los acercamientos a la zona de 23,50 euros suponían un buen momento para deshacer posiciones o abrir posiciones cortas. No soy excesivamente optimista, creo que va a ir a buscar soportes en la zona de 21,20/21,25 euros”.

Tampoco Miguel Cedillo, analista técnico independiente, se muestra optimista con un nuevo ataque a máximos pues “la caída que tuvo Repsol la semana pasada entre los 23,47-22,68 es una resistencia muy importante”. Hoy el valor sube un 0,46% hasta los 21,99 euros.

La semana pasada Repsol vendió el 5% de autocartera que compró a Sacyr en una operación que, según Javier Martínez Canut, de dpto. de renta variable de Deutsche Bank, “era de esperar, pues un 10% más de autocartera no pintaba nada. La compañía ha ayudado a Sacyr a buscar una solución y era cuestión de tiempo ver una colocación. Falta otro 5%, que podría colocárselo a un inversor industrial, como Sinopec o Pemex, puesto que logaría dos representantes en el consejo”.

Hoy, además, la petrolera española ha anunciado que ha llegado a un acuerdo con la francesa Total para venderle el negocio de gas licuado de petróleo (GLP) en Francia por unos 14 millones de euros.

GRÁFICO REPSOL: