Rentra 4 ha valorado la ampliación de capital de Banco Santander por la compra del Popular, además de la previsión de sus resultados, y recomienda acudir a la operación.

Según un informe de la analista de Renta 4 Nuria Álvarez, a la firma le sorprende el elevado descuento con el que se realiza la ampliación (19%, 4,85 eur/acc) teniendo en cuenta que está totalmente asegurada.

Sin embargo, y a pesar de que no descarta que se pueda ver cierta volatilidad en el comportamiento del valor hasta que finalice la operación y las nuevas acciones comiencen a cotizar, la firma aprovecharía correcciones para entrar en un valor con visibilidad de generación de beneficios a futuro, que cuenta con un buen posicionamiento en cada región donde opera y un diversificado mix geográfico.

España y Brasil serán las divisiones que actúen como catalizador, si bien el cumplimiento de los objetivos del proceso de integración de Popular será clave.

La ampliación de capital va dirigida a financiar la compra de Banco Popular cuya integración tendrá un impacto en cuentas de Santander poco significativo de cara a los resultados del primer semestre de 2017, dado que consolidará tan sólo desde el 7 de junio, momento de su adquisición.

Tras los ajustes que realizará Santander en Popular, la aportación será de 82.000 millones de euros de créditos netos aproximadamente y de 65.000 millones en depósitos concentrados principalmente en España, y que representan en torno a un 10% y 8,5% del crédito neto y depósitos del grupo resultante de la integración.


En términos de calidad crediticia, y una vez hechos los ajustes previstos, la tasa de morosidad y cobertura del grupo resultante se situaría aproximadamente en el 5,4% y algo menos del 70%, respectivamente, y el importe de sus activos inmobiliarios en España, sería de aproximadamente 11.000 millones de euros de valor neto contable, con una cobertura aproximada del 60%.

Asimismo la entidad ha anunciado el primer dividendo con cargo a resultados de 2017 que se abonará el 4 de agosto siendo el último día de cotización con derecho a recibir el dividendo el 1 de agosto. De este modo que las nuevas acciones emitidas en la ampliación de capital tendrán derecho a cobrar dicho dividendo.