La cifra de desempleados en Reino Unido registró entre septiembre y noviembre un descenso de 7.000 personas, lo que supone el primer retroceso del desempleo desde el trimestre que concluyó en mayo de 2008, según informó la Oficina Nacional de Estadística británica, que informó de que la tasa de paro se mantuvo estable en el 7,8%, con 2,46 millones de personas sin empleo.
Por otro lado, el número de desempleados británicos que reclamaban ayudas por desempleo registró un descenso de 15.200 personas, hasta 1,61 millones, lo que supone el segundo descenso mensual consecutivo y el más acusado desde abril de 2007.

No obstante, la cifra de desempleados de larga duración se incrementó en 29.000 personas, hasta un total de 631.000 parados, el dato más elevado desde noviembre de 1997, mientras que la tasa de inactividad aumentó dos décimas, hasta el 21,2%, por debajo de la lectura récord del 23,3% registrada en 1983.