Red Eléctrica invertirá 734 millones de euros entre 2009 y 2013 en la Comunidad Valenciana y construirá cincuenta nuevas subestaciones en un plazo de ocho años, ha anunciado hoy su presidente, Luis Atienza. Esa inversión se destinará a la construcción de nuevas subestaciones eléctricas, al desarrollo del AVE, a la interconexión con Baleares -proyecto Rómulo-, a la evacuación de energías renovables y al refuerzo estructural de la red. Durante la inauguración de la nueva sede de la delegación regional de Red Eléctrica en Valencia, Atienza ha explicado que ese "esfuerzo inversor" se llevará a cabo para atender la evolución de la demanda que en el ciclo económico entre 1995 y 2008 creció un 90 por ciento en esta Comunidad. Atienza ha reconocido que son "muchas" las infraestructuras que hay que atender, entre ellas el plan de energías renovables, que requiere una "red flexible y sólida", y ha recordado que el plan eólico de la comunidad prevé una potencia de 3.500 megavatios "y hay que hacerlo viable". Otro demandante de electricidad es el AVE, que requiere alimentación "en muy alta tensión" y que ello no altere la calidad del servicio.