Red Eléctrica ha cerrado los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de 332,9 millones de euros, un 17,7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior y en línea con las estimaciones de los expertos.

El mercado esperaba que el gestor de las redes eléctricas españolas alcanzaría un resultado de 333 millones gracias a la compra de nuevos activos de transporte.

El resultado de explotación antes de amortizaciones (ebitda) se ha situado en 902,9 millones, un 34,6% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior y cumpliendo las expectativas de los analistas.

La compañía ha atribuido esta mejora al "aumento de la cifra de negocio y una contención en los costes". En este sentido, Red Eléctrica ha destacado que sus gastos operativos han crecido un 2,3%, hasta 328,1 millones.

El beneficio operativo también se ha disparado, en este caso un 32,7%, hasta los 627,5 millones.

La cifra de negocios ha crecido un 24,3% gracias a la actividad de transporte. Un 60% del incremento se debe a los activos comprados en la segunda mitad de 2010.