Red Eléctrica calcula que el valor de los activos de transporte pendientes de adquisición por el gestor de la red oscila entre los 1.000 y los 1.500 millones de euros, indicaron  fuentes de la compañía. Estos activos, equivalentes al 18% de las líneas de transporte que el gestor no controla, corresponden a tendidos de Endesa en las islas, de HC Energía en el Norte y, en menor medida, a parte de la red de 220 kilovoltios (kV) de Unión Fenosa. La compañía no descarta emitir deuda para financiar estas compras. El grueso de la negociación corresponderá a los activos de Endesa, y recientemente el presidente de Red Eléctrica, Luis Atienza, aseguró que el propietario de la eléctrica, Enel, mantiene una posición abierta acerca de la transacción.