Ya estamos de vuelta, aunque sería inocente pensar que las últimas negociaciones sobre el rescate griego tienen algo que ver en la reanudación de las compras por parte de los inversores. El selectivo nacional enfila el nivel de 7.700 con ganas e impulsado por la banca, sobre todo, por Banco Santander y BBVA que llevan a rastras a una maltrecha Abengoa y al Banco Popular, cuya capacidad de recuperación ha demostrado ser similar a la de desplome. El par euro/dólar, inmutable en el nivel de 1,27, espera un consenso en Estados Unidos para zanjar el tan manido 'fiscal cliff'. 
 
Los grandes blue chips saben cuándo tienen que dar la talla y así lo han hecho. El Banco Santander se coloca a la cabeza de un selectivo inmerso en una tendencia lateral interminable y que este martes trece desafía a la mala suerte con un repunte del 1,66% hasta los 7.693 puntos. Sube y lo hace por encima de la media europea donde las bolsas de París y Frankfurt suman ganancias muy tímidas, también el Footsie londinense, y entre las que destaca levemente el Cac 40 con ganancias por encima del medio punto porcentual. 

La entidad presidida por Emilio Botín recupera el nivel del 5,628 con una subida del 3,59 %, muy similar a la de su homólogo, BBVA, que suma otro 3,49% hasta los 6,22 euros por acción. La cruz de la moneda viene protagonizada por el Banco Popular que se deja sobre el parqué madrileño un 12,32% en una vorágine de subidas y bajadas interminable después de anunciar la ampliación de capital. 

Protagonistas dentro del sector financiero es el Banco Sabadellque ha confirmado este martes a la CNMV que está negociando la compra del negocio catalán de BMN, tal y como apuntaban ya los rumores este pasado fin de semana. Así, la entidad catalana se muestra muy modesta en su cotización con un tímido avance del 0,33%. 

Además, los grandes del Ibex 35 se cuelan entre los primeros puestos de la tabla con ganancias del 1,60% para Telefónica, otro 1,27% en el caso de Inditex y la última en discordia, Repsol, rebota otro 1,26%. 

Abengoa destaca un día más, en este caso, por lo bajo. "Si miramos un gráfico a días, veremos que la velocidad de bajada desde la cota de los 2.4 a casi los 2.2, donde tenemos el soporte, se ha hecho a una velocidad similar a la tuvimos cuando rompimos esos 2.2 y llegamos a los 2.4", aseguran los expertos de Serenity Markets. 

Los analistas de Bankia Bolsa reiteran su recomendación de comprar tras la presentación de resultados señalando que las cuentas fueron buenas, mejor que sus expectativas y en línea con el consenso de expertos. Hoy cierra con un desplome del 10,44%. 


Protagonistas de la jornada
Además de las nuevas posibles adquisiciones dentro del sector bancario, en la que también estaría interesada Caixabank, dos constructoras han dado a conocer sus cuentas este martes. La primera de ellas, OHL, ha obtenido un beneficio de 185 millones hasta septiembre, un 33,2% superior al de un año antes gracias a la venta de su filial de medioambiente Inima y el tirón de su negocio de concesiones, en especial en Brasil y México. . Asimismo, explica que la actividad internacional aportó el 74,2% de la ventas y el 90,1% de la actividad internacional. Aún así, la marca España pesa y cierra con un tímido avance del 0,08%. 

Acciona, por su parte, es la segunda en discordia pues dará a conocer a cierre del mercado sus cifras correspondientes al tercer trimestre del año. De momento, suma más de medio punto porcentual a la espera de que se cumpla la previsión de los analistas que esperan una facturación de 5.100 milones de euros, frente a los 4.796 millones de un año antes. El resultado bruto de explotación (ebitda), empujado por la actividad en energía, podría sumar algo más de 1.000 millones, ligeramente superior al mismo trimestre de 2011.



Mercado de deuda
Con una tímida solución alcanzada en Grecia, la prima de riesgo española consigue contenerse hasta los 450 puntos básicos, después de la escalada de las últimas jornadas. El bono español a diez años, sin embargo, aprieta. 

Va camino del 6% de rentabilidad exigida, cota temida por los analistas a la espera de un posible rescate a España, con una subida del 0,9% hasta el 5,94% con el cierre del mercado. Este martes, un informe de la consultora Merryl Lynch apunta a que el 86% de los inversores se muestran favorables a que nuestro país solicite ayuda a Europa, porcentaje que es inferior a estudios anteriores con lo que la situación, aunque preocupante, parece inspirar algo más de confianza.