Royal Bank of Scotland ha confirmado que pagará la próxima semana el último tramo del rescate financiero que recibió por parte del Banco de Inglaterra y la Reserva Federal de EE.UU.


La entidad británica, que recibió un rescate por valor de 163.000 millones de libras por parte del Banco de Inglaterra y la Reserva Federal, zanjará sus deudas con estos organismos en los próximos días.

Este anuncio viene después de hacer públicos sus resultados del primer trimestre, periodo durante el cual reportó una pérdida antes de impuestos 1.400 millones de libras (unos 1.813 millones de euros), en comparación con la pérdida de 528 millones de libras (unos 628 millones de euros) obtenidas en el mismo periodo del año anterior.
Gran parte de la pérdida provino de los cambios en la valoración de la deuda de RBS. Su beneficio operativo ascendió a 1.200 millones de libras.

RBS ha puesto a disposición un extra de 125 millones de libras para cubrir las reclamaciones por compensación del seguro de protección de pagos.

Lloyds Banking Group, en cambio, ha provisionado 375 millones de libras, mientras que Barclays ha llevado a cabo provisiones extra por valor de 300 millones.

RBS también ha anunciado que reanudará el pago de dividendos sobre acciones preferentes, que fueron suspendidos por dos años en virtud de las normas estatales a cambio de recibir el rescate. Sin embargo, todavía no pagará dividendos sobre sus acciones ordinarias.

El banco dijo que las deficiencias de las deudas incobrables fueron de 1.300 millones de libras, un 33% menos que en el mismo período del año pasado.

"El comienzo de 2012 ha mostrado un progreso agradable de RBS en el contexto de un entorno económico plano", dijo el director ejecutivo de RBS, Stephen Hester.

Hester, además, reconoció que RBS tiene dos objetivo: la eliminación de los errores del pasado y la mejora de la nueva entidad.

Añadió que el reembolso de los préstamos de emergencia y la reanudación de los pagos de dividendos fueron hitos importantes para el nuevo RBS.

Lloyds, por su parte, dijo a principios de semana que debe tener pagados todos sus préstamos de emergencia a finales de año.

A pesar del reembolso de los préstamos de emergencia, el gobierno aún posee una participación del 81% en el banco, por la que pagó 45.5000 millones de libras.

El Tesoro compró las acciones a un precio promedio de 50 peniques cada una, que es el doble del valor actual.