Solo dos compañías españolas han variado durante la pasada sesión su ciclo bursátil, Dogi y Quabit. Las dos se encuentran ahora entre las empresas que se encuentran en fase de rebote.

La inmobiliaria Quabit ha sido la única de entre las dos que ha empeorado su aspecto técnico, según los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión, al pasar de tener seis puntos a cuatro, es decir, ha bajado desde fase de consolidación.

La compañía no se ha contagiado en los últimos meses del buen tono por el que atraviesa todo el sector en España y desde el uno de enero se deja alrededor de un 2,67%. En doce meses apenas se revaloriza un 3,8%. Lejos de las rentabilidades de otras compañías del sector en nuestro país.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversiónapuntan que la tendencia de esta sociedad en bolsa es bajista tanto a largo como a medio plazo, lo mismo que ocurre con el volumen, que tenderá a ser decreciente en el medio plazo.

Quabit

También está en fase de rebote Dogi, que ha mejorado su aspecto en la última sesión al otorgarle estos indicadores tres puntos, frente a los dos anteriores. Aunque como se puede ver en el gráfico, se trata de un movimiento repetitivo en las últimas semanas, y el valor se mueve en un rango muy estrecho entre estas dos fases.

El comportamiento en de Dogi en bolsa en los últimos meses es radicalmente opuesto al de la inmobiliaria. El fabricante de tejidos cae casi medio punto porcentual desde que se inició el ejercicio. Sin embargo, su comportamiento en doce meses ha sido casi meteórico, al apreciarse alrededor de un 250%.

De hecho, de septiembre a mayo de este año, el valor ha marcado casi siempre una puntuación de 10 sobre 10 en este conjunto de filtros técnicos, aunque su aspecto ha cambiado drásticamente desde el verano.

Dogi