La inmobiliaria Quabit empieza a avanzar en sus negociaciones tras comunicar ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que las entidades que representan más del 90% del total de su deuda financiera han confirmado su intención de reestructurar su posición acreedora.
Según ha informado la empresa, "la compañía continuará negociando con la finalidad de alcanzar un acuerdo que permita formalizar su proceso de refinanciación antes de fin del presente ejercicio".

Hoy la inmobiliaria se sitúa entre los valores que más suben del Índice General de la Bolsa de Madrid (IGBM), llegando a repuntar cerca de un 6%. Sus acciones suben así hasta los 0,11 euros, alejados todavía de su máximo anual, alcanzado en febrero cuando sus títulos llegaron a valer 0,275.

Desde que anunciara a principios de semana que continuaba tratando con sus bancos acreedores cómo alcanzar un acuerdo total, la inmobiliaria ha subido en bolsa cerca de un 35,44%. Pese a estas subidas la media de analistas recogida por FactSet recomienda vender las acciones de la empresa.