Quabit Inmpoibliaria habla del sector

El 2018 fue un buen año para el mercado de la vivienda y se espera que esta tendencia continúe en 2019. Quabit Immobiliaria es una de las empresas cotizadas que opina así.

"El mercado residencial entró en 2018 en plena fase de consolidación, y al actual ciclo expansivo le quedan al menos cuatro años de crecimiento más moderado” explica Álvaro López-Zaballa Ruiz, Director de relación con inversores de Quabit Inmobiliaria, en el encuentro digital que tuvo lugar el pasado 18 de enero en Estrategias de Inversión.

"Desde 1995 los ciclos inmobiliarios vienen durando ocho años y todo apunta a que esta vez no será diferente. El repunte de precios iniciado en 2014, con las primeras señales de recuperación económica, dio el pistoletazo de salida a un período en positivo que se prolongaría, al menos, hasta 2022. No obstante, nuestra principal hipótesis es que se alargará hasta 2024. Estamos en el inicio del ciclo y claramente es un buen momento para el sector".

Negocio al alza

Quabit promueve viviendas residenciales de muy diverso tipo, libres y protegidas y con "una alta variabilidad de precios (desde viviendas protegidas de 110.000 euros hasta chalets de lujo por valor de 1.380.000 euros). Pero un elemento diferenciador de Quabit es que estratégicamente estamos centrados en proporcionar viviendas con un elevado nivel de calidad para la clase media. El precio medio de las viviendas que Quabit prevé entregar hasta 2022 es de 220.000 euros aproximadamente frente a los más de 300.000/vivienda de algunos de nuestros competidores."

Con presencia principalmente en Madrid, Corredor del Henares, Islas Baleares, Comunidad Valenciana, Málaga y Costa del Sol, hasta septiembre del año pasado Quabit Inmobiliaria ha reforzado la visibilidad de su Plan de Negocio 2017–2022 con la adquisición de nuevos suelos y el riguroso cumplimiento de los hitos de preventas, lanzamiento de nuevos proyectos y promociones en construcción, todos ellos variables clave para la consecución de los objetivos de entregas de los años 2018 y 2019 y de la generación de resultados operativos.

La previsión en este nuevo plan es facturar 1.915 millones de euros, entregando unas 7.880 viviendas, generar un Cash Flow operativo de 463 millones de euros, invertir 673 millones de euros en suelo y repartir 87 millones de euros en dividendos en efectivo dentro del periodo. 

"Estamos muy satisfechos con el avance del Plan de Negocio durante el primer año de éste. El objetivo de entregas para 2018 era de 215 viviendas y a 30 de septiembre se habían entregado 103, el resto se han ido entregando entre el cuatro trimestre y las primeras semanas del 2019. En cuanto al grado de cumplimiento considerando el Plan en su conjunto (cinco años), a cierre de septiembre la compañía tenía promociones activas con un total de 3.724 viviendas (46% del Plan de Negocio), el número de unidades en construcción más las terminadas era de 1.061 (13% del plan) y el número de pre-ventas + entregas de 1.137 unidades (14% del Plan). Estamos muy positivos con el cumplimiento del Plan en el conjunto de los cuatro años que quedan (2019-2022)", explica Álvaro López-Zaballa Ruiz.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Respecto al crecimiento de su volumen de negocio a corto plazo, "Quabit cerró el tercer trimestre de 2018 con más el 90% de las necesidades de suelo para cumplir su Plan de Negocio hasta 2021. La compañía seguirá invirtiendo en suelo en los próximos años para completar las necesidades de su Plan de Negocio (fundamentalmente para el año 2022) y para seguir desarrollando su actividad más allá del 2022. Las inversiones seguirán centrándose en las provincias con mayor potencial de crecimiento y demanda que son fundamentalmente en las que ya estamos presentes", comenta el Director de relación con inversores de la empresa, que añade que "la situación financiera de la compañía permite alcanzar los objetivos marcados en el Plan de Negocio 2018-2022 sin tener que pensar en realizar una ampliación de capital adicional"

Además, la inmobiliaria no teme que una posible desaceleración económica en Europa en 2019 afecta a su plan estratégico. "Los datos macro llevan varios trimestres mostrando ciertos signos de desaceleración, pero no esperamos que haya una gran crisis económica como la vivida en 2008-2012. Además, la situación del sector poco tiene que ver con el año 2008, el número de licencias de obra nueva cerró el 2017 en 80.000 frente a las más de 500.000 anuales que se otorgaron durante el periodo 2001-2007".

"Nuestro Plan de Negocio es un plan exigente y el elemento fundamental para su cumplimiento es que la demanda para la compra de vivienda nueva siga teniendo un buen comportamiento, y pensamos, y esperamos, que así será, porque creemos en España hay escasez de vivienda nueva", asegura el responsable de Quabit.

Creación de valor para el Accionista

Estrategias de Inversión
revalorizacion quabit inmobiliaria

Respecto al valor de la compañía en Bolsa, a pesar de las caídas del año pasado en la acción, Quabit ha comenzado este 2019 con recorrido bursátil al alza. Desde que se estrenara 2019, las acciones de Quabit se revalorizan casi un 15%.

Álvaro López-Zaballa Ruiz explica que las razones de las caídas en el valor el año pasado se debieron, en primer lugar, "al efecto arrastre, ya que el 2018 fue un año complicado con caídas generalizadas para los mercados de renta variable y adicionalmente hay que tener en cuenta que las bolsas europeas (Dax alemán -18%, Eurostoxx 50 -14%, Ibex-35 -15%) han caído en mayor medida que las estadounidenses (S&P500 -6%, Nasdaq 100 -1%), y concretamente en España, el ejercicio ha sido muy negativo para el sector inmobiliario español (Metrovacesa -31%, Neinor y Quabit -29% y Aedas -28%)". 

"El mercado está preocupado por las perspectivas macroeconómicas y posiblemente ha estado esperando a que haya más visibilidad de los Planes de Negocio de las compañías inmobiliarias y así confirmar un mayor avance en la consecución de éstos. Dicho esto, creemos que el mercado no está valorando en su justa medida el potencial del sector y más concretamente la situación y perspectivas de Quabit Inmobiliaria. De cualquier forma, 2019 lo hemos empezado con buen pie". Además, "estamos convencidos sobre el potencial a medio y largo plazo, que es muy alto. A corto plazo esperamos que el mercado reconozca el valor intrínseco de la acción, pero la alta volatilidad actual de los mercados no nos permite hacer pronósticos. Seguimos trabajando para cumplir nuestro Plan de Negocio". Además, "si se cumplen las previsiones del Plan veremos la acción muy por encima de los 2 euros antes de que finalice el mismo", asegura Álvaro López-Zaballa. 

Sobre la política de retirbución al accionista, el director de relación con inversores de Quabit concreta que "el pago de dividendos está, y estará sujeto, a la generación de caja de la compañía, y actualmente continuamos haciendo un importante esfuerzo inversor. Los resultados de este esfuerzo se empezarán a ver a partir del ejercicio 2020. El grueso de los dividendos, y de forma creciente, se pagarán con cargo a los resultados de los ejercicios 2020, 2021 y 2022."