PriceawterhouseCoopers (PwC) recomendó hoy a los responsables de las empresas aplicar medidas alternativas y complementarias a los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) para salvar el empleo ante la crisis económica mediante la renegociación de los tiempos de pago, la reducción de los días de trabajo, el cambio de cultura empresarial o aplicar sanciones al absentismo laboral, entre otras. Las medidas estudiadas por PwC proponen cambios en la gestión de la plantilla, del absentismo, los gastos, el 'outsourcing', los salarios y la productividad, las pensiones, los incentivos, los beneficios, los traslados y la movilidad, el trabajo flexible y la eficacia financiera.