La compañía alemana de prendas y material deportivo Puma obtuvo un beneficio neto de 141,7 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que representa un 1% menos que en el mismo periodo de 2006, anunció la compañía en un comunicado en el que explicó que sus resultados reflejan la adversa situación del cambio de divisas por la fortaleza del euro. Las ventas de la firma deportiva aumentaron un 0,8%, hasta 1.198,6 millones, mientras que la facturación del grupo más la de las empresas licenciatarias alcanzó los 1.384 millones, un 2% más. Durante los seis primeros meses del año, Puma incrementó su facturación en el área EMEA (Europa, Oriente Próximo y Africa) en un 8,7%, mientras que en Asia sus ventas aumentaron un 3,3%, pero en América sufrió un descenso del 3,3% en su cifra de negocio.