El grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën y el fabricante japonés de coches Mitsubishi estudian la posibilidad de constituir una alianza estratégica, que podría dar lugar incluso a la compra de hasta el 50% de la empresa nipona por la multinacional gala. PSA emitió hoy un escueto comunicado en el que confirma que ha iniciado conversaciones con Mitsubishi Motors "al objeto de examinar conjuntamente las vías posibles para ampliar su relación, lo que podría conducir a una alianza estratégica".