Prosegur no prevé que la fusión por absorción de sus cuatro filiales en España tenga consecuencias sobre el empleo.

Prosegur también descarta impacto alguno en los órganos de administración, ni en la responsabilidad social de la empresa, informó la compañía este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, Prosegur Compañía de Seguridad absorberá a sus filiales Prosegur Transportes de Valores, Prosegur Servicio Técnico, Prosegur Tecnología y Prosegur Activa España.

La fusión, que tendrá que recibir el visto bueno de la junta general ordinaria de accionistas el próximo 27 de junio, en primera convocatoria, o el 28 de junio, en segunda convocatoria, tendrá efectos contables desde el 1 de enero del presente ejercicio.

También se espera la aprobación de dividendos por un importe bruto total de 60,5 millones de euros con cargo al resultado del ejercicio 2010.