La agencia de deuda de Portugal ha asegurado que podría readquirir el 2 de marzo bonos que expiran en abril y junio.
 
Es la segunda vez que el país vecino pretende realizar este tipo de operaciones para tratar de calmar los mercados de deuda; y es que la financiación a diez años del país ya está en el 7%.
 
Actualmente hay más de 4.000 millones de euros en bonos que caducan en abril y más de 4.900 de los que caducan en junio.