El rascacielos más alto ocupado de la City de Londres, 'Tower 42', será puesto a la venta esta semana por sus propietarios, Hermes Real Estate y el fondo inmobiliario británico BlackRock, que esperan obtener más de 300 millones de libras (340 millones de euros) por el edificio, según recoge hoy 'Financial Times'. Según el rotativo británico, la venta del edificio, que tiene una altura de 600 pies (182 metros) y está situado cerca del Banco Central de Inglaterra, se produce en un momento de auge de los precios en el mercado inmobiliario comercial londinense.