La farmacéutica estadounidense registró en el segundo trimestre del año un beneficio neto de 2.610 millones de dólares, o 33 centavos por acción, lo que supone un incremento del 5% con respecto al mismo periodo del años anterior.

La cifra de negocio limitó su retroceso, perdiendo un 1% a 16.980 millones de dólares, en línea con las expectativas, afectado por la pérdida de exclusividad de "varios de sus productos clave".

Pfizer ha anunciado que mantiene sus previsiones de resultado para el presente ejercicio y ha informado de que lanzará un programa de recompra de acciones.