Pescanova obtuvo un beneficio neto consolidado de 48,8 millones de euros en el ejercicio 2011, lo que representa un incremento del 34,4% respecto a las ganancias de 36,3 millones del año anterior, según datos preliminares y sin auditar remitidos por el grupo alimentario a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La facturación de la compañía creció un 6,3%, hasta 1.664 millones de euros, en tanto que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 183 millones, un 11,9% más.

El 48% de las ventas de la empresa procede de España, que registró un crecimiento anual del 3%, en tanto que los mercados exteriores, que aportan el 52% del negocio, experimentaron un incremento de las ventas del 9,5%.