La volatilidad del sector de la energía es una buena opción para los inversores, ya que según los analistas el alza en el precio del petróleo no es fruto de los especuladores.


Jeff Saut, estratega jefe de inversiones para Raymond James afirma que los precios elevados de la energía están para quedarse. El galón de gasolina en Estados Unidos ronda los 4 dólares, mientras que el West Texas ya está por encima de los 100 dólares. “La era del petróleo barato queda en el pasado” afirma Saut.

El sector de la energía del S&P 500 ha subido un 14% a fecha del 22 de marzo pero ha bajado un 1,4% este mes, informan desde la CNBC. Mientras, el S&P ha subido tan solo un 3% este año y ha caído un 2,6% en marzo.

“Aunque el aumento en los precios se asemeja a lo ocurrido en 2008 cuando el precio por barril subió hasta los 147 dólares; en este caso, se produce por un impulso de la demanda, frente a los especuladores de hace 3 años” explica Saut.

El estratega jefe señala como causa de este aumento de la demanda “el surgimiento de una clase media en países como China y otros mercados en desarrollo como fuentes a largo plazo del consumo mundial de petróleo y otras materias primas”.

"Cuando aumenta el ingreso per cápita, las personas consumen más'', dice Saut, quien considera que los precios del petróleo situándose en mesetas más altas debido a la fuerte demanda mundial.