Segunda jornada de la semana y la volatilidad se apropia de las plazas del viejo continente. La escasez de referencias económicas – y el cierre bajista de los mercados americanos y asiáticos- pesa sobre las bolsas europeas en la apertura, que esperan conocer la confirmación del PIB del mes de marzo. El Ibex 35 se desmarca del resto de índices y comienza la sesión con subidas del 1,2% que le llevan a los 8.414 puntos. Revalorización liderada nuevamente por OHL y Santander. El euro pierde posiciones frente al dólar y cotiza en las 1,3384 unidades en tanto que el crudo se alza hasta los 51,50 dólares por barril.
Segundo día de subidas para la renta variable española. Y parece que con fuerza. El mercado español comienza la sesión con una subida del 1,2% que le lleva a los 8.414 puntos. Y ello a pesar de que Wall Street cerró con una caída superior al medio punto porcentual lastrado por la escasez de referencias económicas y a la espera de que hoy Alcoa dé el pistoletazo de salida a una etapa de publicación de resultados empresariales que podría dar algo de brío a los mercados. Siguiendo la estela de los índices americanos, el Nikkei se dejó un 0.28%  el día en que el Banco de Japón ha dejado los tipos de interés en el 0,1% y el Banco Mundial ha rebajado hasta el 5,3% - desde el 6,5% estimado anteriormente- su previsión de crecimiento económico para el continente asiático.

Gráfico ibex 35





Las subidas del mercado español llegan ligeradas por OHL. La constructora supera el 4,2% de revalorización y alcanza los 8,14 euros un día después de anunciar a la CNMV la compra de 55.000 tìtulos propios dentro de su programa de recompra de acciones. Sin embargo, hoy es ACS la que contraataca. Después de que ayer la prensa publicara que Iberdrola había dado carpetazo a las pretensiones de la constructora de sentarse en el consejo, las especulaciones llegan de nuevo. La intención de que Florentino Pérez se fije como objetivo alcanzar el 20% de la eléctrica “cuando las condiciones del mercado lo permitan” vuelve a avivar la llama del conflicto que mantienen los mandatarios de ambas compañías. Un rifi-rafe que alza a Iberdrola a los 5,56 euros y que mantiene a ACS con una revalorización del 1,46% en los primeros minutos de negociación. Dentro del sector, Sacyr Vallehermoso suma un 1,4% un día después de que Citi Infraestructure Partners presentara ante la CNMV el folleto de su anunciada OPA sobre su filial de concesiones, Itínere. Una oferta que se formula al precio de 3,96 euros por acción, con el objetivo de reducir el endeudamiento de la constructora.

La mejora de rating de Brasil beneficia a los pesos pesados

Repsol
se acerca al 2% de subida después de declarar comerciable un yacimiento de petróleo ligero y gas natural en aguas del Atlántico. Una reserva que controla junto a la brasileña Petrobrás y para la cual se calcula un volumen total de 550 millones de barriles de crudo equivalente. Precisamente de Brasil ha hablado Standard & Poor´s que ha ratificado las calificaciones de la deuda del país a corto y largo plazo, tanto en moneda extranjera como local, y mantiene la perspectiva de estable para las últimas. Algo en lo que podría encontrar justificación Telefónica. La operadora, que obtiene un 10,4% de los ingresos de Latinoamérica, sube un 0,7% y maca los 15,31 euros en los primeros minutos de negociación.

Esta mejora de calificación también sirve como revulsivo de los dos grandes bancos. Santander se anota una subida de más del 2% mientras que BBVA intenta alcanzar el 0,6% de revalorización. JP Morgan ha reducido el precio objetivo de la entidad cántabrahasta los 6,2 euros y el de BBVA hasta los 6,5 euros pues con los riesgos de ingresos a la baja, “es necesario ver a ambos valores entre el 20-25% por debajo de sus precios actuales para tener un incentivo de recompensa por el riesgo más atractivo”, señala el broker. Además la entidad que preside Emilio Botín ha retomado su intención de emitir bonos, esta vez sin contar con el aval del Estado. Una operación que podría ser de al menos 1.000 millones de euros, el mínimo para asegurar la liquidez de la misma

De entre  los primeros puestos, Gamesa supera el 1,3% de subida dejando de lado la estimación de UBS que advierte de un potencial alcista limitado en la compañía y rebaja su precio objetivo hasta los 12,5 euros. Y después del fabricante de aerogeneradores, los pesos pesados. En el continuo español, Ercros sigue liderando las subidas. Más del 7,6% de subida que lleva al valor a los 0,14 euros. NH Hoteles le sigue con más del 4% de revalorización en tanto que Avánzit logra alcanzar los 0,9 euros. Con alzas también cotizan los títulos de Zeltia. Esta mañana Banesto Bolsa advierte de que la biofarmacéutica gallega podría necesitar financiación, a pesar de anunciar de que dispone de caja suficiente hasta que se apruebe Yondelis.

Europa
y Deuda

Un día después de que HSBC anunciara el éxito de su ampliación de capital, la entidad concederá a través de su filial china una línea de crédito de 250 millones de dólares a la mayor compañía asiática de fabricación de aparatos eléctricos, Shangai Electric Group. Una operación que puede ayudar a la entidad a generar más oportunidades de negocio en el débil negocio actual, según declara la propia compañía. El FT-100 suma un 1% y abre en los 4.032 puntos.

En Francia, Air France-KLM cede un 2,53% después de anunciar que el tráfico de pasajeros cayó un 9,4% en marzo, hasta los 5,6 millones de personas. ¿El motivo? El fuerte deterioro del contexto económico que afectó a todas las zonas en las que opera la aerolínea y que vino acompañada de una disminución significativa de los ingresos unitarios, según la compañía. El CAC-40 rebasa el medio punto porcentual de revalorización en tanto que el Eurostoxx50 sube un 0,98% y abre en los 2.191 puntos.

La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años se mantienen en el 4,09 por ciento a la apertura del mercado secundario de deuda pública. Pese a todo, el precio de estos títulos -que se mueve a la inversa del rendimiento- se colocó en el 104,21 por ciento, frente al 104,23 por ciento del cierre del viernes. La rentabilidad del bono alemán a 10 años también se mantiene en el 3,21 por ciento, mientras que el rendimiento del estadounidense cayó dos décimas, hasta el 2,90 por ciento, frente al 2,92 por ciento registrado ayer.