Según fuentes cercanas al presidente de EEUU, Obama pretende incrementar los ingresos públicos vía impuestos en el corto plazo.


Según ha comunicado en el día de hoy Robert Gibbs, el portavoz de la Casa Blanca, no se espera que el presidente Barack Obama llegue a un acuerdo con los líderes Republicanos acerca del mantenimiento de la política de recortes fiscales puesta en marcha en la era Bush.

El encuentro entre ambos partidos políticos norteamericanos tendrá lugar mañana Martes.

Gibbs ha añadido que "espera que se llegue a un acuerdo antes de fin de año" cuando finaliza la vigencia de dicha medida. 

La administración Obama pretende reducir el actual déficit de EEUU lo antes posible, y ya en el día de hoy, el gobierno norteamericano ha anunciado que está pensando la congelación salarial de todos los empleados públicos (salvo los que pertenezcan al Departamento de Defensa), lo que supondrá un ahorro de unos 2,000 millones de dólares durante el próximo año.

Síganos en twitter:

twitter.com/migfreijo
twitter.com/estrategiasTv