El presidente estadounidense Barack Obama anunció este lunes en Las Vegas medidas para ayudar a dueños de viviendas a refinanciar con bajas tasas hipotecarias, para enfrentar la crisis de vivienda.

Los propietarios cuyo costo de vivienda haya caído en 25% podrán iniciar trámites de refinanciamiento.

'Esto es muy importante para un lugar como Las Vegas, donde valores de las casas han caído en más del 50% en los últimos cinco años', resaltó Obama.

La FHFA dijo que se eliminará el límite que prohibía a los deudores cuyas hipotecas excedieran el 125% del valor de sus propiedades de participar en el programa HARP, que está dirigido a préstamos respaldados por Fannie Mae y Freddie Mac. Además, adoptó medidas para persuadir a los propietarios a optar por préstamos de corto plazo y alentar a más bancos a participar en el programa.

Señaló que en la actualidad por la crisis no se puede refinanciar 'pero eso cambiará a partir de ahora y se les ofrecerá la oportunidad de refinanciar a tasas más bajas', dijo.

En EE.UU. más de 10 millones de propietarios de viviendas deben más de lo que valen sus casas.